El Senado de la Nación aprobó el proyecto de ley Trasplante de órganos, Tejidos y Células, más conocida como “Ley Justina”.

La ley lleva este nombre dado que fue impulsada por los padres de ésta, que falleció a causa de no haberse podido obtener un corazón para trasplantarle a tiempo.


Lea la nota completa de SEBASTIÁN SAL de SAL & MORCHIO en www.abogados.com.ar